"La mayor tragedia de este siglo es la extinción de la cultura campesina, cultura milenaria e indefensa porque no está registrada en libros, sino en manos de la memoria y la transmisión oral"
Luis Landero

lunes, 5 de febrero de 2018

El declive de una población

Garrovillas se despuebla, poco a poco ha ido perdiendo población y de seguir así pronto bajaremos de los dos millares de habitantes, una población envejecida y escasa hace que muchas empresas tengan que desaparecer, no hay relevo generacional, pues ya no son rentables. Fijar población en pueblos como el nuestro es difícil, no hay reglas. Todos tenemos que poner algo de nuestra  parte, las diversas administraciones y los vecinos.


                Tabla con la evolución del numero de hombres ,mujeres y total a lo largo de los años.
Evolucion de la poblacion desde 1900 hasta 2017
AñoHombresMujeresTotal
20171.0411.0612.102
20161.0571.0882.145
20151.0711.1342.205
20141.0851.1412.226
20131.1041.1412.245
20121.1091.1372.246
20111.0881.1412.229
20101.0991.1482.247
20091.1131.1672.280
20081.1291.1772.306
20071.1481.1882.336
20061.1431.2072.350
20051.1611.2112.372
20041.1711.2402.411
20031.2021.2312.433
20021.2111.2462.457
20011.2291.2742.503
20001.2341.2752.509
19991.3421.3952.737
19961.2301.3282.558
19951.2681.3722.640
19941.2621.3792.641
19931.2701.3772.647
19921.2601.3752.635
19911.2541.3772.631
19901.2781.4322.710
19891.2951.4382.733
19881.2891.4302.719
19871.3051.4392.744
19861.3071.4342.741
1981002.643
1970003.606
1960005.764
1950006.429
1940006.345
1930006.045
1920006.008
1910006.071
1900005.262

 


Compartimos un artículo muy interesante sobre este tema



domingo, 28 de enero de 2018

APAÑANDO ACEITUNAS

                                  Tiempo de aceitunas




   Se sabe que fueron muchos los miles de olivos que hubo en el término municipal. Varios concentrados en torno al casco urbano, en los huertos y ejidos. Había algunos olivares aislados y olivos sueltos.  Un lugar donde abundaban los olivos era en la Dehesa. Pero una gran parte de estos, situados en los riberos del Tajo, fueron anegados por las aguas…



   Las aceitunas de cogían como siempre. Se vareaban con las varas y se apañaban con la mano. No había la más mínima tecnología. Esto hacía que el olivar no fuera muy rentable.
Apañar aceitunas era un trabajo muy poco reconfortante en todos los sentidos.

 
  No requería mucho esfuerzo físico, pero el frío era un enemigo difícil de superar. En las mañanas invernales con la helada, tanto fuese por la hierba o por el sembrado, los dedos se quedaban engarrotados.
 A medida que se recogían la aceituna, se llevaba cada día a los molinos locales. De depositaban en las trojes. Había muchas y estaban numeradas.  Años después, cuando estos molinos dejaron de trabajar, se llevaba al almacén de algún comprador que la exportaba fuera a almazaras más modernas. Uno de ellos estaba situado en la Av. de la soledad, 16. Otro en la C/ San Francisco, 20. Estos dejaron de trabajar a finales de los 40. El tercero estaba en la calleja del Cuartel. Cesó su actividad allá por el año 1952.


    Las olivas suponían un pequeño complemento en la dieta garrovillana.  Era habitual que en las familias se rajaran unos kilos y se endulzaran en una olla. También se adobaban 






    A finales de los 50 o principios de los 60, no puedo precisarlo bien, David Montero montó una almazara más moderna en la Avenida de Colón junto al Cine de Verano. Pero duró poco.
 Según alguno mayores, la cosecha local de aceite en aquellos años era variable, pero podía oscilar entre las 25 y 50 toneladas, para lo cual se necesitaban como mínimo entre 120 y 220 toneladas de aceitunas. O sea, un rendimiento entre el 22 y el 23 %

Extracto del libro: GARROVILLAS DE ALCONÉTAR 1940-1960. Teófilo Domínguez Declara